La interpretación en Núremberg

La creación de la Sociedad de Naciones y, sobre todo, la celebración de los Juicios de Núremberg supusieron un hito que sentó las bases de la interpretación simultánea como profesión. Los Juicios de Núremberg fueron una serie de procesos jurisdiccionales emprendidos por iniciativa de las naciones aliadas vencedoras al final de la Segunda Guerra Mundial, en los que se determinaron y sancionaron las responsabilidades de dirigentes, funcionarios y colaboradores del régimen nacionalsocialista de Adolf Hitler en los diferentes crímenes y abusos cometidos en nombre del III Reich alemán a partir del 1 de septiembre de 1939.

Robert H. Jackson fue Fiscal General de los Estados Unidos, Juez Asociado de la Corte Suprema de los Estados Unidos y Fiscal Jefe durante el juicio principal dentro de los Procesos de Núremberg. Su labor como magistrado y hombre de justicia sigue de algún modo vigente gracias al centro que en su honor crearon en 2001 Carl Cappa y Elizabeth Lenna en Jamestown, Nueva York.

El Centro Robert H. Jackson guarda una ingente cantidad de documentos sobre la vida, trabajo y legado de Robert H. Jackson y pone a disposición de todo el mundo un archivo digital de audio, vídeos, fotos, documentos, y demás recursos sobre Jackson, pero también sobre la profesión legal, el gobierno de Franklin Roosevelt, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos, así como sobre derecho constitucional e internacional.

Entre los archivos que comparte el Centro, he rescatado un vídeo que habla precisamente de ese primer sistema de interpretación simultánea que se empleo en los Juicios de Núremberg. El vídeo es un impresionante documento histórico que nos traslada a esos primeros años de nuestra profesión. En agosto de 1945, el Coronel Leon Dostert (1904-1971), un estadounidense de origen francés, contactó con Charles A Horsky, el ayudante personal del magistrado Jackson en Washington para mostrarle el nuevo sistema de interpretación. Tras recibir otras recomendaciones por parte de Bill Jackson y Robert Gill, el magistrado Jackson finalmente dio instrucciones a IBM para que instalara el sistema. El Coronel Dostert, que estaba dotado de un sentido de la organización excepcional, se convirtió en jefe de los servicios de interpretación y traducción de Núremberg y comenzó a contratar intérpretes entre las filas de estudiantes y profesores de la Escuela de Interpretación de la Universidad de Ginebra, así como a personas que hablaran varios idiomas. La instalación técnica la perfeccionó el canadiense Aurelio Pilon, ex piloto de bombarderos de la Fuerza Aérea Real e ingeniero electroacústico, que además había participado en investigaciones que llevaron a la invención del radar, y que concibió una compleja red de cables que unía micrófonos y auriculares, haciendo así que la interpretación simultánea fuera una técnica operativa (Deslile y Woodsworth, 2005: Los traductores en la historia). Durante más de dos semanas antes del comienzo del Juicio, los intérpretes de las cuatro lenguas (alemán, francés, inglés y ruso) ensayaron sus funciones en el palacio de justicia. A mitad de noviembre, se realizó un ensayo completo en la Sala ante los miembros del Tribunal y la prensa internacional.

Además, en el blog de traducción literaria Malapartiana, y con motivo del aniversario del inicio de los juicios, el pasado 20 de noviembre, su autor publicaba una entrada, precisamente sobre los intérpretes de Núremberg.

4 thoughts on “La interpretación en Núremberg”

  1. Gracias David por el comentario y el enlace que ya he incluído en la entrada. La verdad es que no conocía tu blog y me ha gustado mucho… la traducción literaria son palabras mayores! Enhorabuena y espero que sigas contribuyendo a la blogosfera de traductores e intérpretes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.