Interpretar en el Parlamento escocés: la experiencia de una estudiante de Heriot-Watt

Foto de Mogens Engelund

Foto de Mogens Engelund

La semana pasada, y en el marco del Máster en Interpretación y Traducción de la Universidad de Heriot-Watt, se organizó una visita a Holyrood, Parlamento escocés, para que los estudiantes se familiarizaran con el funcionamiento de esta institución y sobre todo con el trabajo de los intérpretes. En esta ocasión un grupo de estudiantes asistió al debate del jueves (podéis echar un vistazo y escuchar las grabaciones y vídeos de las distintas sesiones aquí para haceros una idea de la situación) e interpretaron en cabinas mudas (la página de Interpreter Training Resources ofrece muy buenos consejos prácticos al respecto), tomando contacto por primera vez con su futura vida laboral 😉

José María Conde, profesor de interpretación en Heriot-Watt y antiguo compañero de cabina (además de mentor bético 1jpg42xi4), me puso en contacto con una de las estudiantes que participó en las prácticas, Mª Ángeles Salazar, que accedió a compartir con todos los lectores de Bootheando su experiencia en Holyrood. Desde aquí reitero mi agradecimiento a Mª Ángeles por dedicar tiempo y ganas a responder a mis preguntas, a Josemari por su buena disposión e intermedación y –por supuesto– a la Universidad de Heriot-Watt.

Mª Ángeles Salazar Rustarazo es de Sabadell y tiene 24 años. Estudió Traducción e Intepretación en la Universidad Autónoma de Barcelona donde tenía inglés como lengua B y chino como lengua C, en tercero empezó italiano y volvió a estudiar francés. Además de las asignaturas obligatorias, como siempre había querido dedicarse a la interpretación, hizo la optativa de interpretación de conferencias en cuarto. El último semestre de la carrera se fue de Erasmus a Sheffield, una experiencia que le ayudó mucho a crecer como persona. Ha trabajado siempre que ha podido. Ha sido profesora de inglés de niños y de adultos durante unos años, además de los típicos trabajos de profesora particular para ayudar a pagarse la carrera. En cuanto a traducción e interpretación, su primera experiencia fue como intérprete en un torneo de fútbol internacional, y durante el último año ha colaborado en la traducción de algunos textos. En la actualidad está haciendo el Máster de Traducción e Interpretación de Conferencias en la Universidad Heriot-Watt de Edimburgo de cuyas prácticas nos va a hablar:

¿Qué te llevó a tomar la decisión de estudiar un Máster en interpretación y por qué elegiste la Universidad de Heriot-Watt? Cuando estaba el instituto descubrí que existía la carrera de traducción e interpretación y me di cuenta de que era exactamente lo que quería hacer. Con el tiempo, me fui informando sobre las salidas, las diferentes opciones que tenía de cara a la universidad y me di cuenta de que me quería dedicar a la interpretación. Al principio me daba un poco de miedo, no tuve clase de interpretación hasta tercero y durante los dos primeros años de carrera la gente se dedicaba a hablar de lo difícil que era y de cómo sólo unos pocos privilegiados podían aprobar la asignatura. Al final no era tan horrible, la asignatura me gustó mucho y sirvió para acabar de convencerme de que quería dedicarme a esto. En cuarto hice la asignatura optativa de interpretación de conferencias para tener más bagaje de cara a un máster.

Mi primera opción era la Universidad de Westminster, supongo que porque de las que conocía era la que más se acercaba a lo que yo quería. Por desgracia, cancelaron el Máster de interpretación un par de semanas antes de que empezara el curso, dándome la opción de estudiar traducción e interpretación. Decidí pasar el curso trabajando porque en aquellos momentos no quería hacer un máster que tuviera tantas horas de traducción. Durante el año me informé sobre otras universidades y fui cambiando de opinión sobre lo de tener traducción, pues pensé que era mejor no cerrarme puertas. Al final me decanté por la Heriot-Watt principalmente por tres motivos: prefería estudiar en el Reino Unido, me gustó el programa del curso y era una universidad con buena fama. A pesar de haber horas de traducción, no son el contenido principal del máster, hay más horas de interpretación. Además ofrece la posibilidad de hacer interpretación de enlace y subtitulación, lo cual me llamó bastante la atención.

¿Qué destacarías de la formación que has recibido hasta ahora sobre interpretación en este Máster? El nivel de exigencia. Me imaginaba que sería duro, un máster tenía que ser más duro que la carrera, pero realmente ha sido un salto de nivel importante. En los meses que llevo aquí me he planteado cosas que antes no me planteaba a la hora de interpretar un discurso. Ahora me preparo los temas con anterioridad, intento hablar en un registro más elevado, hacer que el tono sea el adecuado. Lo más difícil para mí es la interpretación hacia el inglés, es la asignatura en la que he notado más avance porque nunca había interpretado hacia mi lengua B.

La semana pasada tuviste la oportunidad de hacer prácticas en el Parlamento Escocés e interpretar en cabinas mudas ¿Cómo preparaste la práctica? Unos días antes nos hicieron llegar los temas sobre los que se iba a hablar en el debate. Para prepararme, primero leí textos en general sobre esos temas, luego busqué documentos sobre debates previos u otras sesiones del Parlamento Escocés donde ya se hubieran tratado, por último vi un debate a través de la web del parlamento para saber cómo funcionaba.

¿Qué nos puedes contar de esa primera experiencia de interpretación en Holyrood?¿Cómo transcurrieron esas casi tres horas de debate? ¿Cómo se organizaron las cabinas y los turnos, por ejemplo? Había dos cabinas bastante grandes. Éramos unos seis por cabina y en cada una había hablantes nativos de español y de inglés, además de un profesor. Los nativos españoles interpretábamos hacia el español y los nativos ingleses hacían relé de nuestra interpretación. Como podía haber tres personas por mesa, hacíamos turnos: una persona interpretando al español, otra escuchando el discurso y ayudando con la terminología y la tercera interpretando en relé.

¿Cuál fue la mayor dificultad, a tu juicio: los acentos, la velocidad, las referencias culturales, etc.? Creo que lo que más me costó al principio fue acostumbrarme a la velocidad a la que hablaban. Durante la primera hora conseguí seguir el ritmo, el acento de los oradores resultó no ser tan problemático como me esperaba (con alguna excepción). Después de esa primera hora, lo que más me costó fue seguir concentrada, todos estábamos cansados, ya habíamos tenido clase de interpretación por la mañana, así que se nos hizo duro. Lo de las referencias culturales también fue un problema. Los discursos hablaban de biodiversidad, así que se mencionaban muchas especies animales y vegetales de distintas zonas de Escocia, también ríos y parques naturales. Supongo que una preparación más extensa me habría ayudado con eso, pero creo que de todos modos no habría sido capaz de aprenderme todos los nombres o de saber cuáles se iban a mencionar y cuáles no.

¿Cómo habéis trabajado y analizado esta experiencia práctica? ¿Habéis grabado la interpretación? No, no grabamos la interpretación. Comentamos los problemas que tuvimos con los profesores que estaban allí, además hemos rellenado un cuestionario para valorar la experiencia. Lo hemos comentado sobre todo entre nosotros, cómo nos había ido a los unos y a los otros, y las dificultades que hubo.

¿Qué es lo que más y lo que menos te ha gustado de la interpretación que realizaste? Lo que más me gustó fue ver que durante un rato pude seguir el ritmo e interpretar de forma coherente a pesar de la velocidad de los oradores. También, por supuesto, estar en un sitio así sintiéndome como una profesional. Lo que menos me gustó fue el final, estaba muy cansada después de tres horas escuchando a gente hablar sobre las abejas, las ardillas y los humedales. En esos momentos ya ni siquiera podía interpretar, escuchaba y entendía lo que decían, pero no podía transmitirlo en español. No me gustó sentirme tan impotente, simplemente no podía dar más.

¿Te has quedado con ganas de más o de salir corriendo? 😉 Un poco las dos, jajaja. En el momento me sentía un poco frustrada y decepcionada, porque no había podido rendir tanto como quería. Sentí que, si eso era el mundo real, nos faltaba mucho aún para llegar al nivel. Ahora estoy contenta de haber participado en algo así. Después de todo no fue tan mal, durante la primera parte pude seguir bastante bien; he podido ver qué cosas necesito trabajar más, por ejemplo trabajar con discursos más largos, o pensar más de qué tipo de cosas se puede hablar en un discurso para prepararlo mejor. Para nada se me han quitado las ganas de ser intérprete, me gusta la sensación de estar ahí ayudando a que la gente entienda lo que se está diciendo.

¿Algún consejo para futuros estudiantes que vayan a hacer prácticas al Parlamento escocés? Que no tengan miedo y se lo tomen como una experiencia más porque es algo positivo. También que no subestimen la importancia de conocer los temas que se van a discutir y que vayan con mucha energía. Es una experiencia muy bonita y positiva.

En marzo está previsto que los estudiantes interpreten en vivo y en directo un debate multilingüe, que además se retransmitirá en directo por Internet. Si tenéis curiosidad, no dejéis de visitar el blog Lifeinlincs, escrito por miembros del Departamento de Lenguas y Estudios Interculturales (LINCS, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Heriot-Watt.

Imagen © Scottish Parliamentary Corporate Body – 2012. Licensed under the Open Scottish Parliament Licence v1.0

Imagen © Scottish Parliamentary Corporate Body – 2012. Licensed under the Open Scottish Parliament Licence v1.0

2 thoughts on “Interpretar en el Parlamento escocés: la experiencia de una estudiante de Heriot-Watt”

  1. Interesante la experiencia en el parlamento escocés, también comprobar que la cultura política puede ser diferente a la misma Inglaterra. Gracias por compartirlo.

  2. Como estudiante de Traducción e Interpretación me parece interesante leer sobre las primeras experiencias en el mundo de la interpretación. Como MªÁngeles comenta, la preparación previa es necesaria para poder llevar a cabo la interpretación, sin embargo, es imposible preparar todos los ámbitos relacionados con el tema principal y es aquí cuando surgen los problemas. Me gustaría saber, quizás incluso experimentar personalmente, cómo reacciona uno ante tal situación, qué se siente y si realmente no se crea cierto rechazo por la interpretación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *