Desde México: Young Terps Aware, el nuevo proyecto del CMIC

El Colegio Mexicano de Intérpretes de Conferencias (CMIC) es una organización de intérpretes profesionales cuyo objetivo es establecer condiciones dignas de trabajo, intercambiar experiencias y darle un orden general al desarrollo de la profesión en México. En su página web podéis leer varios blogs sobre interpretación muy recomendables (Los Lenguas, Hitos y Mitos), escuchar entrevistas grabadas en vivo sobre distintos aspectos de interés para la profesión (canal Livestream) así como una serie de podcasts también sobre temas importantes para nuestro desempeño como intérpretes (Podcasts de México)

El último proyecto del CMIC, orquestado por la Comisión de Vinculación Comunitaria, se denomina «Young Terps Aw@re» (YT@) y se trata de una serie de vídeos divulgativos e informativos dirigidos a estudiantes e intérpretes que se inician en la profesión. Aquí os dejo los primeros vídeos del proyecto:

Presentación del proyecto

¿Por qué trabajamos en pares?

Etiqueta en cabina

Reflexiones sobre el primer MOOC de interpretación

UJIA principios de año la Universitat Jaume I de Castellón (UJI) organizó un MOOC (massive open online course) de 6 semanas sobre interpretación titulado «Interpretación simultánea inglés-español: ejercicios de preparación». Movida por la curiosidad me apunté sin dudarlo y no me defraudó. El curso me pareció novedoso por su temática (que se sepa no existe hasta la fecha ningún MOOC dedicado a la interpretación) pero también por su formato, ya que la idea del curso no era tanto transmitir contenidos sino entrenar algunas habilidades y destrezas importantes a la hora de interpretar a través de la práctica guiada y con un grado bastante importante de interacción entre participantes.

ProfesoradoLa preparación, organización y dirección del curso estuvieron a cargo de Ulrike Oster y Marta Renau Michavila (Departamento de Traducción y Comunicación de la UJI), grandes profesionales con amplia experiencia no solo en la práctica sino en la investigación y la formación de intérpretes. Ulrike y Marta han accedido a compartir con nosotros sus reflexiones sobre el curso y su organización, y desde aquí les envío mi agradecimiento por su amabilidad y buena disposición a colaborar contestando a estas preguntas y compartiendo sus reflexiones sobre esta primera experiencia MOOC en interpretación:

El curso tuvo un enorme éxito y, si no me equivoco, se inscribieron cerca de 1700 personas de medio mundo. El acceso era abierto a todo el mundo pero, como era de suponer, la mayor parte de los participantes procedían de España pero también de América del Sur, especialmente de Argentina. ¿Cuál es el perfil de los participantes en cuanto a nacionalidades y profesión (estudiantes o recién licenciados de interpretación, estudiantes o recién licenciados de otras carreras, profesionales etc.)?

Sí, como pasa en la mayoría de los MOOC, el interés por el curso fue masivo, y se llegaron a inscribir y completaron nuestra encuesta inicial 1695 personas de todos los continentes. De ellos, un 51% reside en España, un 35% en Latinoamérica, un 11% en el resto de Europa y unos pocos de otros países de América, Asia, África u Oceanía. En total hubo representación de 45 nacionalidades, entre las que por número destacan, además de la española, la colombiana, la argentina, la mexicana, la peruana y la venezolana. Por si alguien se interesa por cifras más exactas, hemos hecho accesible esta y muchas otras informaciones sobre el curso en academia.edu.

En la encuesta inicial preguntamos por la experiencia o formación previa de los participantes y a raíz de las respuestas podemos diferenciar entre cuatro perfiles de usuario:

- Estudiantes de traducción e interpretación que estaban cursando asignaturas de interpretación (30%).
- Personas que ya tenían experiencia profesional en el campo de la interpretación (un sorprendente 10%).
- Personas sin experiencia ni formación en interpretación, pero que podríamos considerar afines puesto que ya ejercían como traductores o habían estudiado filología inglesa (37%).
- Y, finalmente, también hubo personas cuya situación de partida no parecía ser la más idónea para un curso de estas características, puesto que, además de no tener ninguna vinculación con el campo de la traducción o interpretación, declaraban tener problemas con la comprensión oral del inglés (22%).

¿Qué reto supuso un curso tan numeroso desde el punto de vista organizativo?

Evidentemente, el número de participantes ya es un reto en sí. No obstante, como es característico de los MOOC, el número inicial de inscritos se redujo considerablemente. En nuestro caso, de los 1695 inscritos iniciales, llegaron a realizar la primera actividad 660, y 270 llegaron a completar las seis semanas de curso. Aun así, se trata de unas cifras que convierten la gestión de la docencia en un desafío considerable.

Por una parte, por el mero número de participantes, ya que este obliga a una dinámica de enseñanza totalmente diferente a la habitual. La imposibilidad de que las profesoras efectuásemos un control y una retroalimentación cualitativos nos hizo plantearnos dos objetivos metodológicos: queríamos que el curso contribuyese a desarrollar y fomentar la autonomía de los estudiantes (dando pautas para la autoevaluación y facilitando el acceso a material adicional abundante) y tratamos de crear e impulsar la interacción entre los participantes, para que se apoyasen mutuamente y aprendiesen unos de otros.
Por otra parte, la diversidad de participantes también suponía un reto. Habíamos diseñado el curso para un grupo meta en particular (el primero de los que hemos mencionado) y con un objetivo muy concreto y limitado: a partir de nuestra experiencia en la Universitat Jaume I, queríamos proporcionar actividades y materiales complementarios para las primeras fases del aprendizaje de la interpretación simultánea, con el fin de que los estudiantes de interpretación pudiesen entrenar de manera independiente pero guiada algunas de las habilidades básicas para la interpretación y afrontar así con más seguridad sus clases de interpretación.

El hecho de que una parte considerable de los participantes no correspondieran a este perfil y pudiesen tener motivaciones y expectativas diferentes nos obligó a un enfoque más general en nuestras explicaciones e intervenciones. De esta manera, el curso cumplió también una función más divulgativa que inicialmente no habíamos tenido en mente, la de captar el interés en la formación en este ámbito, concienciar de la necesidad de formación específica así como mostrar las dificultades de la interpretación simultánea y motivar para formarse más (porque los estudiantes perciben que con la práctica se mejora).

El curso se realizó íntegramente a distancia a través de Internet. ¿Os supuso alguna dificultad desde el punto de vista técnico, organizativo o pedagógico?

Claro, fue una experiencia nueva tanto para nosotras y nuestra universidad como para los participantes, por lo que había muchas cosas que descubrir y aprender. Desde el punto de vista técnico, por ejemplo, es imprescindible que cada participante tenga acceso a un mínimo de tecnología para la grabación de audios (incluido el conocimiento sobre cómo usar los programas) y se tienen que establecer claramente cuáles son los estándares comunes que permitirán el intercambio de archivos.

Evidentemente, el formato masivo hace que la gestión de la interacción entre los participantes y con las profesoras sea muy compleja y requiera mucha dedicación. También resultó ser un cóctel bastante explosivo la combinación entre la existencia de plazos rígidos (cosa inevitable en algunos tipos de tareas) con la presencia de participantes de todo el mundo, que viven en diferentes husos horarios.
Y como profesoras noveles en el mundo de los MOOC posiblemente nos sentimos demasiado responsables de nuestras actividades, materiales y estudiantes. A través de los foros intentábamos ayudar con cada duda o problema y pretendíamos que todos aprovecharan los materiales de la manera en la que los habíamos diseñado. Fueron seis semanas intensas y gratificantes, pero aprendimos que ese nivel de implicación del profesorado no es sostenible. La experiencia nos sirvió para ser más conscientes de que un MOOC no es más que una oferta formativa. Los participantes la toman o la dejan, interactúan con ella como quieren o como sus circunstancias les permiten. El profesorado diseña las actividades de la mejor manera posible, pero son los estudiantes los que las tienen que hacer suyas y responsabilizarse de su aprendizaje.

Supongo que tuvisteis que adaptar los materiales del curso al entorno virtual, algo especialmente complicado al tratarse de una actividad como la interpretación simultánea. ¿Satisfechas con el resultado?

Sí, en este aspecto estamos muy satisfechas porque la experiencia confirmó nuestra idea de que la interpretación simultánea se presta, al menos de manera complementaria, a una modalidad virtual de enseñanza-aprendizaje. Con las actividades no tuvimos ningún problema porque gran parte de los materiales los elegimos o creamos para este curso. Y fue muy interesante el reto didáctico de adaptar los planteamientos que usaríamos en una clase presencial a las posibilidades de los diferentes tipos de recursos de un entorno virtual porque nos obligaba a explorar las herramientas a nuestra disposición y hacer un uso creativo de ellas.

Una parte importante de este MOOC ha sido la interacción entre participantes, a través de foros, wikis y talleres de evaluación. ¿Qué podéis decir de la experiencia y nivel de participación?

Sí, la interacción entre participantes fue una de las ideas centrales que nos guió. Desde nuestra experiencia como intérpretes de conferencia, partimos de la convicción de que la profesión de intérprete gira en torno a dos polos aparentemente opuestos: la excelencia en la actuación individual y la dependencia de la labor de los compañeros y la relación con ellos (dentro y fuera de la cabina). Por ello queremos trasladar un poco de esta necesidad y utilidad de la colaboración al aula. Está claro que en un grupo tan grande no todos están dispuestos a colaborar en el mismo grado, pero hubo iniciativas muy positivas por parte de los participantes, como la creación de un grupo propio en LinkedIn, o que aprovecharan los foros para hacerse preguntas y recomendaciones mutuamente. En general, podríamos resumir nuestras impresiones sobre el grado de interactividad de dos maneras diferentes: cuando la interacción era obligatoria, esta era masiva (por ineludible) y la calidad de las interacciones bastante desigual. En cambio, cuando una actividad tenía un componente de interactividad opcional, la participación era mucho más minoritaria, pero las contribuciones eran todas muy interesantes. Por tanto, una combinación de ambos tipos nos parece lo más adecuado.

Mención aparte merecen las actividades de evaluación por pares, en las que, para participar, un estudiante debía subir un archivo propio con su tarea dentro de un plazo y evaluar la grabación de uno o varios compañeros dentro de otro plazo. Por ello, estas actividades requerían un nivel de compromiso y responsabilidad por parte de los estudiantes difícil de alcanzar en un grupo tan grande y tan heterogéneo. Conseguir que cada participante recibiese al menos una evaluación de su trabajo es lo que nos dio más quebraderos de cabeza a lo largo del curso, lo que nos llevará probablemente a introducir alguna modificación en el futuro.

Una de las cosas que en mi caso más quebraderos de cabeza me dio fueron los plazos de entrega. Supongo que al ser un curso masivo hay que automatizar la gestión de las tareas, pero me resultó especialmente frustrante no poder cumplir con alguno de los plazos ¿Habéis tenido problemas en ese sentido o la mayoría ha podido cumplir con plazos y entregas? ¿Pensáis que se podría hacer de otra manera?

Sí, este es el único punto del planteamiento del curso que calificaríamos de problemático (y que pensamos que requiere un replanteamiento), puesto que creó cierta frustración entre un número de participantes. El problema en sí no eran tanto los plazos sino su relación con la obtención del certificado de participación del curso. Y, aunque desde nuestra perspectiva un certificado de un curso de estas características sólo puede tener un valor simbólico, es cierto que constituye una fuente importante de motivación para muchos participantes. Pues bien, una peculiaridad de la plataforma didáctica que utilizamos, y en esto se diferencia de otras plataformas de MOOC, es que la obtención del certificado estaba ligada a la realización de determinadas tareas. Éramos las profesoras las que podíamos definir cuáles eran esas tareas obligatorias, pero no era posible establecer un porcentaje x de consecución de las tareas ni tampoco podíamos alterar el listado una vez comenzado el curso. Es decir, la persona que fallase en una sola de las entregas obligatorias podría continuar con el curso, pero ya no tendría acceso al certificado. Esto no era problemático en la mayoría de tareas: simplemente alargamos los plazos de entrega hasta el final del curso. Pero sí lo era en las actividades de evaluación por pares, ya que estas necesariamente tienen un funcionamiento muy rígido y automático: se define un plazo para la entrega de las tareas; una vez pasada esa fecha, el sistema distribuye automáticamente las tareas recibidas entre los participantes para que evalúen a algunos compañeros; y se fija otro plazo para la entrega de las valoraciones. Y, por mucho que avisásemos de estas condiciones desde el principio, en un grupo tan grande siempre hay personas que, por la circunstancia que sea, no llegan a alguno de estos plazos inamovibles. Por ello, nuestro reto principal, si repetimos la experiencia, es encontrar una manera de engañar el sistema, con la ayuda de los técnicos del CENT de la UJI, y hacer posible una solución de porcentajes.

¿Cuál sería vuestra apreciación global de este primer MOOC sobre interpretación como organizadoras y como profesoras de interpretación?

Nuestra valoración global es muy positiva. Fue un reto didáctico y tecnológico, y se convirtió en una experiencia muy gratificante gracias a la respuesta y actitud tan positiva de los participantes.

¿Para cuándo el siguiente?

Este ha sido un proyecto piloto y habrá que esperar las decisiones de la Universitat Jaume I sobre el programa de los MOOC para el curso que viene. Nuestra intención es volver a ofrecer el mismo curso, o uno muy similar, el año que viene en las mismas fechas, es decir entre enero y marzo. Esperamos que así sea, para poder cumplir la promesa que les hicimos a los muchos que no pudieron participar por llegar tarde al plazo de inscripción (nuestro primer plazo inflexible ;) y a los que como única alternativa ofrecimos inscribirse en una lista de interesados para próximos cursos, que sigue abierta y a la que se puede acceder desde la página del MOOC.

Y si nos vuelve a salir la vena experimental, para el futuro estamos pensando en añadir algunos pequeños módulos opcionales sobre aspectos no contemplados hasta ahora, como una primera aproximación a la interpretación desde otras lenguas o a la interpretación hacia la lengua B. También nos encantaría lograr extender el enfoque colaborativo al profesorado y poder incluir algunas actividades en colaboración con profesores de otras universidades, otros países u otras combinaciones lingüísticas.

moocwordle

Comunicado sobre la transposición de la Directiva 2010/64/UE

Directiva

La Asociación Profesional de Traductores e Intérpretes Judiciales, Jurados y policiales (APTIJ) y la Red Vértice (formada por las siguientes asociaciones: AATI, ACE Traductores, ACEC, AGPTI, AIPTI, APTIC, APTIJ, ASATI, Asetrad, ATIJC, ATRAE, AVIC, EIZIE, MET, TREMÉDICA, UniCo y XARXATIV) han publicado un comunicado conjunto para expresar su total desacuerdo con las manifestaciones públicas de representantes del Ministerio de Justicia en lo referente a la transposición de la Directiva 2010/64/UE del Parlamento Europeo y del Consejo de 20 de octubre de 2010 relativa al derecho a interpretación y a traducción en los procesos penales.

Podéis consultar la versión en PDF del texto íntegro del comunicado, pinchando aquí, y consultar el informe del CGPJ que se menciona en el comunicado, pinchando aquí.

También os dejo un resumen de los contenidos de la Directiva 2010/64/UE:

La presente Directiva establece unas normas mínimas comunes para los países de la Unión Europea (UE) sobre el derecho a interpretación y a traducción en los procesos penales, así como en los procedimientos correspondientes a la ejecución de una orden de detención europea. Contribuye al correcto funcionamiento de la cooperación judicial en la UE facilitando el reconocimiento mutuo de decisiones judiciales en asuntos penales. La Directiva también trata de mejorar la protección de los derechos individuales desarrollando las normas mínimas para el derecho a un juicio equitativo y el derecho a la defensa garantizado por el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales y la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE.

Derecho a interpretación y a traducción

Deberá facilitarse el derecho a interpretación y a traducción a toda persona que no hable o no entienda la lengua del proceso. El derecho deberá aplicarse a partir del momento en que las personas sepan que son sospechosas o están acusadas de haber cometido una infracción penal y hasta la conclusión del proceso, incluida la sentencia y la resolución de cualquier recurso presentado. En el caso de infracciones menores, si las sanciones son impuestas por parte de una autoridad distinta de un tribunal con competencia en materia penal (p. ej. la policía que hace un control de tráfico), el derecho a interpretación y a traducción solo se aplicará a los procesos ante dicho tribunal a raíz del recurso en cuestión.

Los Estados miembros también deberán facilitar la interpretación a las personas implicadas que tengan que comunicarse con su abogado en relación directa con cualquier interrogatorio o vista judicial durante un proceso o con la presentación de un recurso. Deberán contar con un mecanismo que determine si la interpretación es necesaria o no.

Los Estados miembros también deberán facilitar, en un plazo razonable, a los sospechosos o acusados una traducción escrita de todos los documentos que resulten esenciales, principalmente:

• la resolución que prive a una persona de libertad;
• el escrito de acusación;
• la sentencia.

Caso por caso, las autoridades competentes decidirán si traducir cualquier otro documento. El sospechoso o acusado, o su abogado, también podrán solicitar la traducción de otros documentos esenciales. En casos excepcionales, podrá facilitarse, en lugar de una traducción escrita, una traducción o un resumen oral de los documentos esenciales, siempre y cuando esto no afecte a la equidad del proceso.

Del mismo modo, en los procedimientos correspondientes a la ejecución de una orden de detención europea, las autoridades competentes deberán facilitar a la persona en cuestión la interpretación y la traducción escrita de la orden en caso necesario.
El sospechoso o acusado deberá tener derecho a recurrir una decisión que establezca que no es necesaria la interpretación o traducción. Asimismo, tendrá derecho a presentar una reclamación por la calidad de la interpretación o traducción facilitada, si esta no es suficiente para salvaguardar la equidad del proceso.

Calidad de la interpretación y traducción

Los Estados miembros deberán velar por que la calidad de la traducción y la interpretación sea suficiente para permitir a las personas implicadas tener conocimiento de los cargos que se le imputan y para ejercer el derecho a la defensa. Para ello, los Estados miembros deberán adoptar medidas concretas y, en particular, establecer uno o varios registros de traductores e intérpretes independientes debidamente cualificados.

Costes y registro

Independientemente del resultado del proceso penal, los Estados miembros deberán sufragar los costes de las traducciones e interpretaciones facilitadas a los sospechosos o acusados.

Los Estados miembros deberán utilizar el procedimiento de registro de acuerdo con su legislación nacional para notificar si la persona afectada:

• ha sido interrogada o ha declarado con ayuda de un intérprete;
• ha obtenido una traducción o resumen oral de los documentos esenciales;
• ha renunciado al derecho de traducción de los documentos.

Vía: Síntesis de la legislación de la UE

Especialización en traducción veterinaria: curso virtual

Los que me leéis desde hace tiempo sabéis que, como intérprete, trabajo principalmente en el ámbito de las ciencias agrarias, la ganadería y la pesca y por eso hoy quiero referirme a un curso de «especialización en traducción veterinaria» que creo puede resultar de gran interés para aquellos que queráis adentraros en este ámbito específico de la traducción biomédica en la que confluyen varias disciplinas como la medicina, la cirugía, la producción animal, la seguridad alimentaria, la biología o la conservación animal y que cuenta con un amplio mercado y pocos profesionales preparados.

Foto de Kentucky Digital Library

Foto de Kentucky Digital Library

El curso organizado por AulaSIC se celebrará del 29 de septiembre al 24 de octubre de 2014 (40 horas de duración estimada, con una carga lectiva semanal de 10 horas aproximadamente) y tiene por objeto aportar los conocimientos necesarios en esta especialidad científica y preparar a los traductores para poder trabajar con soltura en el sector veterinario. El curso está dirigido a traductores profesionales que deseen especializarse en el sector de la traducción veterinaria, a recién licenciados y estudiantes de traducción que busquen acceder al mercado laboral en una especialidad de alto nivel, a gestores de proyectos y a profesionales que se encarguen de la traducción de textos de especialidad veterinaria.

La temática del curso me parece interesantísima (¡qué voy a decir yo!) pero para mí el valor añadido de este curso es la docente encargada de dictar el curso y preparar los contenidos. Se trata de Nathalie Fernández Cubas, licenciada en Veterinaria por la Universidad de Córdoba, licenciada en Traducción e Interpretación por la Univerisdad de Valencia, autora del blog «Traducir para contarlo», editora, revisora y traductora en la editorial veterinaria Servet-Grupo Asís (grupo de comunicación y formación para veterinarios) y maña de adopción ;-) ¡Quién mejor que Nathalie para hablarnos de veterinaria!

Os incluyo el temario del curso, que consta de cinco módulos y un webinario, y un enlace a la página de AulaSIC aquí para que consultéis el resto de la información:

Módulo 1: Conocer el sector veterinario
En este módulo se verán qué funciones tiene el veterinario en la sociedad, qué formación recibe durante la carrera y qué necesidades puede tener como receptor de traducciones.
> Qué engloba el sector veterinario (medicina y cirugía animal, producción ganadera, ciencia y tecnología de los alimentos).
> Formación del veterinario.
> Funciones del veterinario.
> Similitudes y diferencias con la traducción médica. ¿Puede un traductor médico traducir sobre veterinaria?
> Contexto de trabajo de un veterinario. Qué tipo de terminología maneja. El veterinario como productor y receptor de textos.

Módulo 2: La traducción en medicina y cirugía animal
Este es uno de los sectores de especialización del veterinario. El traductor se enfrenta en este caso a una multitud de especialidades médicas, similares en ocasiones a la medicina humana, pero que muchas veces suponen más de un reto terminológico.
> Tipos de estructuras clínicas, personal, asociaciones de veterinarios, especialidades, etc.
> El animal como paciente y el propietario como cliente.
> Tipos de documentos que se pueden traducir.
> Principales dificultades de la traducción de estos textos.
> Errores más frecuentes.

Módulo 3: La traducción en producción animal
Este sector de la traducción veterinaria es completamente diferente al tratado en el módulo anterior. En él, el veterinario debe saber gestionar la salud de una explotación ganadera, para lo cual tendrá que tener bases de economía y estar al tanto de toda la reglamentación europea y nacional en materia de bienestar animal y seguridad alimentaria. El traductor se enfrentará por tanto a textos con términos médicos y económicos, y deberá dominar la terminología que utiliza el ganadero.
> Confluencia de otros campos, como la agronomía o la economía.
> Variación terminológica entre países y regiones.
> Variación terminológica entre veterinario y ganadero (receptor “semiespecializado” de las traducciones).
> Principales dificultades de la traducción de estos textos.
> Errores más frecuentes.

Módulo 4: La traducción veterinaria en el sector institucional
Son varias las instituciones internacionales que legislan y se ocupan de temas relacionados con la veterinaria (trazabilidad de los alimentos de origen animal, control de la alimentación que reciben los animales, fármacos autorizados, etc.). La traducción en este ámbito institucional también requiere conocimientos veterinarios.
> Organismos internacionales (FAO, OIE, UNESCO, Agencia Europea del Medicamento, CIHEAM, etc.)
> Breve descripción de las funciones de cada organismo, qué documentación producen, qué terminología dictan, etc.
> Principales dificultades de la traducción de estos textos.
> Errores más frecuentes.

Módulo 5: El mercado de la traducción veterinaria en la actualidad
Tras haber visto los sectores más importantes en los que puede trabajar un veterinario, veremos en este módulo cuál es el mercado de la traducción veterinaria y cómo podemos acceder a él.
> Situación del mercado de la traducción veterinaria.
> Tipos de clientes.
> Tipos de texto.
> Recursos para el traductor.
> Vías de especialización.

Webinario: ¿Qué clientes puedo buscar en traducción veterinaria? Mesa redonda de preguntas y respuestas.

Bootheando entre los 100

El concurso «Top Language Lovers» que organiza Lexiophiles es ya un clásico, y todos los años por estas fechas publica la lista de los 100 mejores linguófilos entre los que se cuentan muchos blogs sobre traducción, interpretación o dedicados al aprendizaje de idiomas, así como páginas web de idiomas, páginas en Facebook y cuentas en Twitter que aportan mucha y muy buena información sobre nuestra profesión. No sé si entre los nominados están todos los que son o son todos los que están, pero lo que sí sé es que la recopilación que hace Lexiophiles de blogs, cuentas de Twitter o de Facebook es un estupendo barómetro de las tendencias del sector en el mundo 2.0.

Bootheando

Bootheando está nominado en las categorías de blog profesional y de cuenta Twitter (@blogbootheando, Clara Guelbenzu), así que si pensáis que 6 años de entradas y 5 de tuits sobre interpretación merecen un voto os invito a pulsar el botón ;-)

Vota por el Top 100 Blogs Profesionales de Idiomas 2014

Vote the Top 100 Language Twitterer 2014

Cursos de verano para intérpretes

SAMOHI-SS

El verano está a la vuelta de la esquina y ya empiezan a anunciarse los primeros cursos porgramados para el período estival. Afortunadamente el panorama formativo para los intérpretes ha cambiado enormemente en los últimos años y además de la amplia oferta de cursos y webinarios en línea, cada vez se organizan más cursos y jornadas de actualización en verano. En esta entrada he recogido en orden cronológico todos los cursos y actividades de los que he oído hablar –a este lado del charco ;-) – hasta ahora. ¡Espero os sea de utilidad!:

«AIIC Training of Trainers seminar: Aspects of best practice in interpreter training»
Universidad estatal de Astracán, Federación Rusa
Fechas: 1-3 de junio de 2014
Precio: 180-220 EUR

«Retos de la interpretación en el ámbito sociosanitario. V Jornada de Traducción e Interpretación en los Servicios Públicos de Cataluña»
Universidad Autónoma de Barcelona, España
Fechas: 6 de junio de 2014
Precio: Actividad gratuita

«AIIC Training of Trainers seminar»
ISIT, París, Francia
Fechas: 6-7 de junio de 2014
Precio: 230-260 EUR

«Introduction to Diplomatic Interpreting»
Universidad Metropolitana de Londres (LondonMet), Reino Unido
Fechas: 23-27 de junio de 2014
Precio: 600 GBP

«Edinburgh Interpreting Research Summer School 2014»
Universidad de Heriot-Watt, Edimburgo, Reino Unido
Fechas: 30 de junio al 4 de julio de 2014.
Precio: 675 GBP

«Curso práctico de interpretación italiano español»
Universidad Autónoma de Madrid / Tamtán
Fechas: 7 al 31 de julio de 2014
Precio: 800-1100 EUR

«Interpretación simultánea y consecutiva para profesionales: francés-español»
Escuela Sampere, Madrid (España)
Fechas: 1-11 de julio de 2014
Precio: 345 EUR

«Interpretación simultánea y consecutiva para profesionales: inglés-español»
Escuela Sampere, Madrid (España)
Fechas: 14-25 de julio de 2014
Precio: 345 EUR

«WISE Interpreting Workshop in Brussels»
Institut Libre Marie Haps, Bruselas
Fechas: 7-11 de julio de 2014
Precio: 100 EUR

«Team Interpreting: EFSLI Summer School»
Dublín, Irlanda
Fechas: 11-13 de julio de 2014
Precio: 180-560 EUR

«WISE Interpreting Workshop en Valencia»
Universidad Europea de Valencia (UEV), España
Fechas: 14-18 de julio de 2014
Precio: 100 EUR

«Introduction to Conference Interpreting»
Universidad Metropolitana de Londres (LondonMet), Reino Unido
Fechas: 14-18 de julio de 2014
Precio: 700 GBP

«Interpretación simultánea y consecutiva: francés-español»
Escuela Sampere, Madrid (España)
Fechas: 1-31 de julio de 2014
Precio: 580 EUR

«Interpretación simultánea y consecutiva: inglés-español»
Escuela Sampere, Madrid (España)
Fechas: 1-31 de julio de 2014
Precio: 580 EUR

«Simultaneous and Consecutive Interpreting»
Universidad de Bath, Reino Unido
Fechas: 21-26 de julio de 2014
Precio: 1550 GBP

«Dutch Language and Culture for Interpreters: Utrecht Summer School»
Universidad de Utrech, Holanda
Fechas: 21-25 de julio de 2014
Precio: 850 EUR

«Student Conference Interpretattion Practicum»
UIMP, Santander, España
Fechas: 28 de julio al 1 de agosto de 2014
Precio: 210 EUR

«Professional Conference Interpretation Practicum»
UIMP, Santander, España
Fechas: 4-8 de agosto de 2014
Precio: 210 EUR

«Cambridge Conference Interpreting Course»
Cambridge, Reino Unido
Fechas: 3-16 de agosto de 2014
Precio: 2249 GBP

«Applied English and Interpreting»
Universidad de Heriot-Watt, Edimburgo, Reino Unido
Fechas: 4-22 de agosto de 2014.
Precio: 570 GBP (1 semana), 1120 GBP (2 semanas) y 1650 GBP (3 semanas)

«Man vs. Machine ? The Future of Translators, Interpreters and Terminologists. IFT XX World Congress»
Universidad Libre de Berlín, Alemania
Fechas: 4-6 de agosto de 2014
Precio: 150-700 EUR

«Working from German for conference interpreters»
FTSK, Germersheim, Alemania
Fechas: 4-16 de agosto de 2014
Precio: 900 EUR

«International Summer School: Translation and Introduction to Interpreting»
Universidad Johannes Gutenberg Mainz, Maguncia, Alemania
Fechas: 4-27 de agosto de 2014
Precio: 600 EUR

«Short courses for colleagues with English B»
Organización Internacional del Café (OIC), Londres, Reino Unido
Fechas: 18-30 de agosto de 2014
Precio: 1500 EUR

«Curso Intensivo de Retour (interpretación inversa) al inglés para intérpretes de Conferencias»
Universidad de La Laguna, España
Fechas: 8-12 de septiembre de 2014
Precio: 895-995 EUR

SCICtrain

Los estudiantes y profesores de interpretación están de enhorabuena. Lourdes de Rioja ha presentado esta mañana su nuevo proyecto, SCICtrain, en el marco de la decimoctava Conferencia SCIC-Universidades, una conferencia que organiza todos los años la Dirección General de Interpretación de la Comisión Europea y que reúne a universidades, gobiernos nacionales e instituciones europeas e internacionales para debatir sobre la interpretación de conferencias.

lourdes2 copiaSCICtrain es una plataforma de formación virtual, abierta y gratuita, dirigida a estudiantes de interpretación así como a formadores. Este novedoso proyecto, diseñado y producido por Lourdes de Rioja para la DG Interpretación, es una herramienta complementaria para que los estudiantes de interpretación puedan consolidar sus conocimientos, y hace especial hincapié en el aspecto práctico de las distintas técnicas y herramientas, a través de un contenido organizado y estandarizado.

Son muchos los intérpretes que participan y comparten sus conocimientos y experiencia en SCICtrain. Los contenidos se organizan en torno a 6 áreas: información básica sobre el proyecto, información sobre interpretación; interpretación consecutiva; interpretación simultánea; otras técnicas; y recursos varios.

SCICtrainEste proyecto deja patente la apuesta decidida de la Comisión Europea por el uso de las nuevas tecnologías en la formación de los intérpretes del futuro. La verdad es que, como bien dice Claude Durand, Lourdes es la persona idónea para orquestar un proyecto de esta naturaleza: tiene sobrada experiencia con las nuevas tecnologías, una sólida carrera como intérprete y es además formadora de intérpretes.

SCICtrain es un proyecto vivo, que acaba de nacer y que irá creciendo con el tiempo; pero sobre todo se trata de un proyecto concebido para que se use. Podéis encontrar toda la información sobre el proyecto en esta página: SCICtrain.

Un gesto vale más que mil palabras, o casi

Como dice Sergio Viaggio, los intérpretes tenemos que saber «escuchar con los ojos y hablar con los gestos»; transmitir, además del contenido lingüístico del discurso, toda la información no verbal contenida en los gestos, el tono e incluso en los silencios del orador. El lenguaje corporal, el tono de la voz, la entonación o la cadencia nos dan información muy valiosa que nos puede ayudar a anticipar algunos elementos del discurso, a comprender y transmitir mejor el sentido de las palabras. Todos los rasgos no verbales de una forma u otra nos ayudan a comprender mejor el mensaje, y al mismo tiempo lo complementan.

©John Nosta

©John Nosta

Según Ángela Collados (Universidad de Granada) la comunicación no verbal es muy importante en el proceso de interpretación; si el intérprete no percibe o comprende este tipo de comportamiento tendrá una imagen distorsionada e inexacta de la situación en la que debe trabajar o del propio discurso que ha de interpretar. La comunicación no verbal incluye el comportamiento no verbal expresado mediante los elementos fónicos, como la voz (paralingüística), a través de los movimientos del cuerpo (cinésica), relacionado con el espacio personal y la ubicación del individuo durante el acto comunicativo (proxémica) y el uso del tiempo en la comunicación (cronémica).

Pero además, los gestos que acompañan a nuestro lenguaje son distintos dependiendo de los idiomas, solo basta considerar la forma en que se acompaña a la palabra «sí» gestualmente y cómo varía dependiendo de la cultura y el idioma. Otro ejemplo es la gran diferencia entre el gesto que se hace al decir «yo» en español y japonés, el primero señala al corazón y el segundo a la nariz. El lenguaje no verbal varía de una cultura a otra, y el intérprete lo tiene que saber. Muchas veces las diferentes culturas emplean los mismos gestos, pero con un significado totalmente diferente. Sacar la lengua es considerado una señal de mala educación, entre nuestros niños, pero en el sur de China moderna, una rápida exhibición de la lengua significa turbación; en el Tíbet, representa una señal de educada cortesía, y los habitantes de las islas Marquesas sacan la lengua para negar.

GesturesEl lenguaje no verbal no es patrimonio exclusivo del orador, nosotros los intérpretes también empleamos los gestos y el lenguaje no verbal mientras interpretamos, unas veces imitando los gestos del orador, otras como ayuda en pasajes especialmente complicados o para aclarar y estructurar las ideas. La gesticulación es una manera de visualizar tus pensamientos para compartirlos con los demás; y puede ayudar a examinar y estructurar el pensamiento. Parece ser que la gesticulación ayuda a reducir la carga cognitiva, el esfuerzo mental que se necesita para realizar una tarea compleja como la interpretación.

Os dejo una serie de artículos sobre la comunicación no verbal en la interpretación que me han parecido muy interesantes:

Besson, Chantal; Graf, Daria; Hartung, Insa; Kropfhäusser, Barbara; Voisard, Séverine (2005). The importance of non-verbal communication in professional interpretation. AIIC.

Huertas Abril, Cristina y Castellano Martínez José María (2009). La importancia de la comunicación no verbal en la interpretación simultánea. Revista Punto y Coma, No. 112.

Interpreters & Translators, Inc. (2010). The Importance of Nonverbal Communications in Interpreting. A White Paper from Interpreters & Translators, Inc.

Palkowska Klaudia y Wolanska Malgorzata (2008). Importance of non-verbal communication in Simultaneous Interpreting. Scientific Bulletin of “Politechnica” University of Timisoara, Transactions on Modern Languages, Vol. 7, No. 1-2, pp. 37-40.

Rennert, Sylvi (2008). Visual Input in Simultaneous Interpreting. / Meta: Translators’ Journal, Vol. 53, No. 1, pp. 204-217.

Sama, Gratiana. The role of non-verbal communication skills inconsecutive interpreting process.

Valiente Boloy, Yadilka (2012). La comunicación no verbal y su relación con la interpretacion. Actas ACTI 2012. CTTIC.

Viaggio, Sergio (1997) . «Kinesics and the Simultaneous Interpreter: The Advantages of Listening with one’s Eyes and Speaking with one’s Body», 283-294 en Nonverbal Communication and Translation, Amsterdam-Philadelphia, John Benjamins Publishing Co.

Valiente Boloy, Yadilka (2012). La comunicación no verbal y su relación con la interpretacion. Actas ACTI 2012. CTTIC.

Zagar Galvão, Elena (2009).Speech and Gesture in the Booth – A Descriptive Approach to Multimodality in Simultaneous Interpreting. Universidade do Porto, Porto. Selected Papers of the CETRA Research Seminar in Translation Studies 2008.

Protocolo en la interpretación: Curso de ASETRAD en Madrid

¿Qué relación existe entre el protocolo y la interpretación de conferencias? ¿Cómo afecta una mala organización protocolaria al trabajo de los intérpretes de conferencias? ¿Cuál sería la relación ideal entre protocolo e interpretación de conferencias para asegurar el éxito de cualquier acto? Si queréis encontrar respuesta a estas y otras preguntas no os perdáis el curso presencial que organiza ASETRAD sobre «Protocolo en la interpretación» el día 10 de mayo en el Hotel Preciados (C/ Preciados, 37 – 28013 Madrid).

Las profesoras del curso son Carmen Cuadrado Esclapez (periodista y escritora, especializada en comunicación empresarial y protocolo y propietaria de la empresa Communication & Protocol Services, S.L., dedicada al ámbito del protocolo, la imagen profesional y la comunicación corporativa) y Milagros de Torres Fernández (doctora en Filología Hispánica, profesora de la Universidad Alfonso X el Sabio y técnica superior en Comunicación, Protocolo y Relaciones Públicas).

El curso está estructurado en dos módulos o sesiones. La sesión de la mañana estará dedicada a la organización de actos que requieren la asistencia de intérpretes: Congresos, reuniones bilaterales, negociaciones, encuentros diplomáticos, y almuerzos y cenas (podéis leer aquí una entrada que publiqué en 2010 sobre este último aspecto). Por la tarde tendrá lugar el segundo módulo que tratará de temas tan interesantes como las relaciones internacionales, la identidad cultural y su influencia en los negocios, las culturas de alto contexto y bajo contexto, la comunicación gestual (proxemia, paralingüística, quinesia y oculesia) y la vestimenta del intérprete (cómo ofrecer una imagen profesional).

Fotografía de ©Marcus J. Grauer

Fotografía de ©Marcus J. Grauer

Y para ir calentando motores os recomiendo que leáis un interesante artículo de Nuria Navarro Zaragoza titulado «La interpretación y el protocolo» y publicado en 2008 en el No. 4 de la revista Cartaphilus (pp. 99-108). El estudio de Navarro pretende indagar en la relación que existe entre la interpretación de conferencias y el protocolo y para ello estudia la situación desde un marco teórico, analizando cómo debe organizarse el protocolo en congresos que cuentan con interpretación de conferencias y cuál sería la situación ideal para estos profesionales.

La fábula del intérprete traicionero

La semana pasada me escribió una intérprete mexicana para llamar la atención sobre una entrada («Negotiating in translation») publicada el 11 de mayo de 2010 en el blog del curso de Negociación Internacional que ofrece la Facultad de Derecho de Harvard. Se trata de una especie de prontuario para las negociaciones internacionales que hacen uso de intérpretes y en realidad es una adaptación abreviada de un artículo («Negotiation in translation») publicado en Harvard Negotiation Newsletter (Vol. 7, 4-6) en el año 2004 y firmado por Jeswald W. Salacuse, profesor de Derecho en la Facultad de Derecho y Diplomacia Fletcher de la Universidad de Tufts y autor con amplia experiencia en desarrollo internacional y práctica jurídica, así como negociación internacional, arbitraje, transacciones comerciales internacionales, etc. Unos años más tarde, en 2012, se recogió la misma información en un informe de la Universidad de Harvard titulado «Cross-Cultural Communication Skills for International Business Executives» y por lo que he podido ver el mismo contenido se ha reproducido en numerosas sitios y páginas web.

Es cierto que la nuestra es una profesión joven y muchas veces desconocida y que a pesar de los esfuerzos de profesionales y asociaciones la percepción que se tiene del intérprete es a veces confusa y llena de estereotipos. Los intérpretes solo aparecemos en las noticias cuando las cosas se hacen tuercen; pero cuando un intérprete logra mediar en un acuerdo diplomático trascendental o consigue hacer de una intervención farragosa un discurso de gran lucimiento nadie se acuerda.

Interpreter-percepción

El problema no es que Salacuse enumere una serie de reglas sencillas para conseguir mayor efectividad en las negociaciones en las que se tiene que contar con intérpretes, sino el tono y falta de tino de sus afirmaciones. Nadie pone en duda la importancia de saber seleccionar y contratar intérpretes profesionales para las negociaciones empresariales. Nadie cuestiona las limitaciones inherentes al propio proceso interpretativo y comunicativo y sus implicaciones (léase la reflexión de Sanda Kaufman, The Interpreter as Intervener o al propio Cervantes ;-) «… y lo mesmo harán todos aquellos que los libros de verso quisieren volver en otra lengua: que, por mucho cuidado que pongan y habilidad que muestren, jamás llegarán al punto que ellos tienen en su primer nacimiento»). Pero nunca había escuchado hablar de los intérpretes en estos términos y me sorprende y preocupa que en una publicación de una institución como Harvard se utilice un tono así y unas afirmaciones tan alejadas de la realidad:

Because translation complicates negotiation, executives should manage and plan for it as they would any other tactical element in deal making

Do not rely on the other side’s interpreter unless someone on your team understands the language and can check the translation Before hiring an interpreter, try to determine her skill and experience from independent sources, such as the U.S. consulate or the local branch of a multinational bank.

Translators may be experts in languages, but they will rarely be experts in your business. Context gives words their meaning, but interpreters seldom will know the business context of your deal.

Stay on guard. Some interpreters, because of personal interests or ego, will try to take control of negotiations or slant them in a particular way. This risk may be especially high if the interpreter also works as a middleman, agent, or business consultant and is hoping for future business opportunities from your deal. You need to guard against such power plays by learning enough about your translator to determine potential conflicts of interest and by staying alert throughout talks to ensure that your translator is not adding in personal business advice.

© Aida González del Álamo (http://goo.gl/dRnFfb)

© Aida González del Álamo (http://goo.gl/dRnFfb)

css.php